miércoles, 6 de mayo de 2009

Cine Barceló

La fecha de inauguración del Cine Barceló fue el 20 de diciembre de 1931 en la calle Barceló, 11 de Madrid.


El programa de las proyecciones de la inauguración fueron las siguientes:

El Cantor desconocido.
Toby, lechero (dibujos animados).
Noticiario de la Fox.
En la tierra del Nilo (documental).

Recorte de prensa del diario La Epoca. Fecha: 21 dic 1931 Fuente BNE.



Arquitectura (por: Juan Ortiz, coruñés estudiante de arquitectura, nuestro agradecimiento por su aportación).

Luis Gutiérrez Soto, arquitecto que proyectó el cine, además de jugador del Real Madrid (conocido como Pichichi) y aviador, fue para muchos el más frívolo y brillante arquitecto de la llamada Generación del 25, jóvenes titulados en los años 20 que introducirían en España, con cierto retraso, la arquitectura racionalista que se desarrollaba en Europa.

Óleo sobre Luís Gutierrez Soto. Fuente: http://www.galeriaestampa.com/


Dos características son de reseñar en su obra: genialidad compositiva y desapego por el lenguaje formal que lo llevará a vestir sus obras del estilo que tocase en cada momento, sin mayor preocupación. Prueba de ello es la radical diferencia entre el edificio que nos ocupa y su posterior Ministerio del Aire (1940), símbolo del nuevo régimen político.



El Cine Barceló es el cuarto que realiza y un paso más en la dirección que apuntaba su anterior Cine Europa (1928), ambos dentro del racionalismo expresionista español, influenciado sobre todo por la obra de Erich Mendelsohn, quien con formas novedosas y originales intentaba suscitar la emoción del espectador. Basta echar un vistazo a la Torre Einstein (1921) para hacerse una idea. Los voladizos de la fachada, las ventanas corridas, la torre de remate de su esquina curva, elementos propios de esa arquitectura expresiva.

Fuente Wikipedia.org


Sobre una solar trapezoidal y en esquina, Gutiérrez Soto compone una planta aparentemente simétrica cuyo eje es la diagonal que nace en el encuentro de las calles. En ese punto sitúa el acceso principal, flanqueado por dos núcleos principales de escaleras y que da paso al vestíbulo, a doble altura en un primer momento.



La entrada al patio de butacas no es inmediata, tendremos que desplazarnos a alguna de las puertas a izquierda o derecha, descubriendo que el vestíbulo se extiende rodeando la sala.

En su final, y a ambos lados, núcleos secundarios de escaleras, servicios y salidas del edificio esconden la irregularidad de la parcela.


El aprovechamiento del espacio es máximo y tan buena composición se vio premiada con su inclusión en “El arte de proyectar en arquitectura” de Ernst Neufert, auténtica biblia en cuanto a proporciones y medidas y que aun en la actualidad no falta en ningún estudio. Pese a tratarse de un cine de barrio, sin las pretensiones de equipamientos mayores, el programa se completa con otro cine al aire libre en la cubierta, y una sala de fiestas en el sótano.


El edificio disponía de 1.210 localidades y su propietario fue Nicolás Hermosilla, pasando a ser el último propietario Rafael Mateo Tarí.


Disponía de un sistema innovador para su época de iluminación progresiva e indirecta y en él se proyectaban los primeros reestrenos cinematográficos de la temporada.


En el verano se proyectaban dos sesiones, una a las 7 en la sala interior y otra a las 10´45 de la noche en la terraza, si el tiempo lo permitía.

En 1935 anunciaba su terraza como “la primera y única, preparada para cine sonoro”.




Este edificio comenzó siendo cine y Sala de Baile, para pasar a ser Teatro y actualmente Discoteca Pachá, dejando de proyectar películas el 4 de diciembre de 1974.



Autor: Angel Caldito.
Coautor para arquitectura: Juan Ortiz.
En este blog tambíen colaboran: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.
Fuentes: Urbanity, BNE.

2 comentarios:

  1. Aun recuerdo alguna matinal de domingo en el barcelo,con menos de 10 años edad, alla en los 70, cuando el cine aun tenia esencia de fantasia..curioso q no recuerdo sesiones vespertinas ?? a veces la memoria juega malas pasadas
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola niñovertice,
    Son curiosos los recuerdos que permanecen en nuestras memorias con el paso del tiempo. Algunas permanecen nítidas y otras sin embargo quedan algo más difuminadas, pero que nos vuelven al ver reflejadas algunas historias o lugares como los que intentamos dar a conocer en el blog. Angel.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados.