miércoles, 30 de septiembre de 2009

Los estudios CEA, de Parque de Diversiones de la Ciudad Lineal a Estudios de Cine - 1ª Parte

Los equipamientos culturales y recreativos en la Ciudad Lineal

En 1902 se constituyó la Sociedad de Espectáculos de Ciudad Lineal que en el transcurso de los siguientes años construiría un gran centro social denominado Parque de Diversiones.

Los equipamientos se realizarían en la manzana 89 de la Ciudad Lineal entre las carreteras de Aragón y Hortaleza, en el actual cruce de la calle Arturo Soria con la avenida de América.

La situación era en el número 12 del plano anterior.

El proyecto consistió en la creación de un gran Teatro, Frontón (posteriormente dedicado a espectáculos de lucha greco-romana, cine al aire libre y teatro), Salón-Restaurante y Parque de atracciones.

Vista general del Parque de Diversiones

En el año 1909 la CMU hizo una ampliación de las instalaciones, en la parte posterior de la calle principal junto al frontón.

Entrada principal al recinto con la vista de la fachada del Teatro

Finalizada la ampliación en 1911, el Parque de Diversiones tuvo su mayor esplendor y apogeo. Así se ponen en funcionamiento nuevas atracciones como: la montaña china (tobogán); tiro de pistola y carabina; el African-Dip o pim, pam,pum acutático humano (espectáculo cómico con tiro a un negro); dos pistas de bolos americanos; billar; pista de patines y gimnasio con cuadrilátero para lucha greco-romana.

La máquina voladora vista desde la calle Arturo Soria

El teatro de invierno se transformaba en casino o salón para conferencias, con decoración de jardín, plantas de lujo e iluminación especial, colocando en los palcos mesas para refrescos y bebidas.

La CMU arrendaba tanto el teatro, como el restaurante, exigiendo en contrato los servicios que debían de ofrecer el adjudicatario. Eran tan detallistas, que la CMU marcaba hasta el vestuario que debían de utilizar los camareros.


 
Interior del bar del Parque de diversiones y detalle de la decoración del mismo.

El restaurante tenía 20 metros de largo, por 12 de ancho y 12 de altura. Contaba con un salón central y comedores independientes. Estaba decorado con lienzos al óleo, destacando el cuadro “La Caza”, de Regidor. El techo era de cristal y abatible para combatir el calor en verano. Las mesas del exterior tenían lámparas y jarrones de flores.


Salón principal del restaurante y público en el exterior del mismo.


Aspecto del recinto del Teatro, Frontón y Bar, momentos antes de empezar el Festival infantil el día 14 de junio de 1907. A la derecha se puede observar “la maquinilla”, el tranvía de la Ciudad Lineal.

Con la reforma de 1909 se levantó un nuevo escenario (el anterior era solo para varietés y estaba cerca de la pared principal). Fue preparado para varietés, zarzuelas, óperas, luchas greco-romanas y más. Sus dimensiones eran: 11 metros de embocadura, 5 de fondo y un proscenio de 5,75 por 13 metros, construido sobre armazón de hierro, fabricado en los talleres de Munar y Guitart. La decoración de la embocadura, hecha de escayola, corrió a cargo del escultor Enrique Carrera, rematada en su parte superior con un grupo escultórico y jarrones en sus laterales.

 
 
Tres tomas en diferentes años del teatro montado al aire libre en el Frontón o Kursaal, en las que podemos ver las diversas embocaduras. La última nos muestra una exposición avícola, también instalada en el frontón.


El Kursaal, o frontón, contaba con 6 filas dobles de sillas en la cancha de frente al escenario, y seis filas sencillas laterales. Las sillas eran de madera y hierro importadas de Alemania. Tenía cuatro filas de butacas de rejilla, con 68 asientos por fila, en todo el frontal bajo, y en el ala derecha de la cancha había un gran paseo para los espectadores sin asiento. A la izquierda se situaban los asientos del bar, con mesas y sillas para ver el espectáculo tomando algo. Al fondo estaba la gran gradería, ocupando todo el largo del frontón con capacidad para 553 personas, siendo estas las más baratas. Las localidades de lujo estaban en los dos pisos de palco, el primero con 19 palcos con 6 asientos cada uno y un palco corrido para 100 personas y asientos independientes. En el segundo piso, que era la azotea, tenía 9 palcos con sillas y mesas, separados por biombos, adornados con plantas y alumbrados con farolillos. Los palcos contaban con acceso directo al restaurante por medio de un montacargas para dar el servicio de bebidas y comidas.

Llegada al Parque de la Ciudad Lineal de los autobuses que hacían el recorrido desde la Puerta del Sol.

El aforo total del Kursaal era de más de 3.600 espectadores, aunque según constaba en la licencia de arrendamiento eran de 2.556. Tenia iluminación nocturna mediante focos de arco voltaico. Las dimensiones de la cancha eran de 58 metros por 10, con una contracancha de 6 metros.

Aspecto general del Frontón de la Ciudad Lineal durante un combate de lucha greco-romana.


La calle Arturo Soria con la entrada al Parque de Diversiones a la derecha de la imagen (1907).

Vista desde el mismo lugar en 1957.

Hasta aquí este breve resumen de lo que fue el Parque de Diversiones de la Ciudad Lineal, que nos servirá de introducción para los próximos capítulos de los Estudios Cinematográficos CEA.

La transformación en estudios CEA se hace realidad en octubre de 1933

Autor: Angel Caldito.
En este blog también colaboran: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

Fuentes: Filmoteca Española, BNE, AGA, Archivo Regional de Madrid.


Artículos anteriores sobre la CEA:
Estudios CEA ( Cinematografía Española Americana) de la Ciudad Lineal (I).
Estudios CEA (Cinematografíca Española Americana) de la Ciudad Lineal (II).


domingo, 27 de septiembre de 2009

Cine Spring - Barcelona (1911-1985)

Nos es grato presentaros hoy el artículo de nuestro amigo Jordi, del blog: Barcelona Antiga - LLocs, Costums i Tradicions. Esperamos que os guste.
************

El Cine Spring situado en el passeig de la Bonanova, 103 (Barcelona) fue construido el año 1911 por Joaquím Font i Pedrosa. Con una capacidad para 770 personas, en su inicio reunía lo bueno y mejor de la sociedad del bienestar de los barrios altos de la ciudad, con su interior poco glamoroso y lejos de lo que solía ser una sala cinematográfica, congregaba la elegancia y belleza de las familias adineradas.



Derribado el 1985 para edificar viviendas.

Durante los años veinte, fue objeto de una importante reforma que el dotó de 1.250 butacas. Acabada la Guerra Civil y siguiendo la normativa de los vencedores, perdió su nombre por el de Murillo, en homenaje al pintor de Sevilla. Al cabo del tiempo recuperó su nombre inicial. Dentro de la línea de programación, la sala sólo proyectaba películas los jueves, sábados y domingos.



A mediados de años setenta los propietarios, buscando una solución para salir de la crisis, cambiaron la orientación del cine, lo convirtieron en Cinestudio Spring y se especializaron en la exhibición de filmes de repertorio, cuidadosamente escogidos y programados con extrema sensibilidad. A comienzo de los años ochenta y siguiendo el ejemplo de algún otro cine, cambiaba diariamente las películas. Finalmente, en mayo de 1984, esta sala de barrio de aire familiar, cerraba sus puertas y ponía punto y final a setenta y tres años de existencia. Fue derribada el año siguiente.
Fuente: J. M. Contel (Historiador de Gràcia, Barcelona)

Recuerdos míos del Cine Spring.
Hacia los años '80 fue cine de doble sesión con programas temáticos de arte y ensayo. Varías dobles sesiones viví en aquel bonito, confortable y desaparecido cine Spring. Entre ellas destacar aquella mítica doble y festiva sesión en la cual se proyectaron las películas "Quadrophenia" de los Who junto con "The Great Rock'n'Roll Swindle" de los Sex Pistols... Dos filmes iconos de dos bandas opuestas en aquellos tiempo de los inicio de los 80's. Punks y Mods se juntaron unos cuantos días en aquel antiguo local ...y como se veía venir ... las "chispas" acabaron saltando... ¡y las butacas también!. Aquellos antiguos punks de Barcelona acabaron saltando sobre del escenario para celebrarlo. Todo ello fue una vivencia única e inolvidable y no como otra "soporífera" doble sesión que vi en este desaparecido cine, con las películas "2001, Una odisea del espacio" y "Alien".... una empanada demasiado larga y fuerte, de la cual salí hecho polvo.

Como curiosidad mencionar el bar de carácter Fascista que existía por aquellos tiempos ('80) justo al lado del Cine Spring. Un estrecho bar decorado con fotos de Franco, Primo de Rivera y parafernalia Nazi del estilo... un siniestro y pequeño bar que daba bastante miedo y asco al mismo tiempo.

Aun así, alguna vez entré... e incluso meé antes de entrar al Spring... eso si... les tenias que pedir la llave del WC... los personajes que dirigirían aquel bar tenían cierto miedo a atentados y un simple barbudo o greñudo visitando su local ya les daba pie a sospechar.

El Cine Spring, un cine de los de antes, situado en la parte alta de Barcelona y abierto a todas las culturas y tendencias... un respetable cine de nuestra ciudad que es ya historia, como otros tantos.

Ubicación actual :

Mostra un mapa més gran

Bye Bye Spring.

Como recuerdo a todos los desaparecidos cinemas olvidados, dejo éste link... fuente de inspiración a esta entrada: http://cines-olvidados.blogspot.com

viernes, 18 de septiembre de 2009

Cine en relieve 3 D (2ª Parte)

La primera experiencia en relieve realizada por técnicos y procedimientos españoles fue El lago de los cisnes, realizada por el operador de cine Antonio López Ballesteros en Cinefotocolor (una patente española del color), dirigida por Francisco Rovira Beleta e interpretada por el International Ballet de Londres. En la revista de cine Triunfo reseñan el momento de la forma siguiente:

A las 3:30 de la madrugada del día 12 de mayo de 1953, España realiza su primera película en relieve: El lago de los cisnes, cortometraje dirigido por Rovira Beleta, el cuerpo de baile del Internacional Ballet de Londres, parece volar sobre el lago del bosque, momentos antes de la llegada del príncipe Singfried, la música de Tchaikowsky en play-back, parece solemnizar el momento.

Rodaje del Lago de los cisnes en los Estudios Orphea de Barcelona

Cartel del documental El festival de la 3ª Dimensión (En relieve), dirigida por Luis Torreblanca en 1953.

Para ver la primera película en 3D realizada en España, habría que esperar hasta octubre de 1966 cuando el director Alfonso Balcázar comenzó a rodar Con la muerte a la espalda. Los exteriores se rodaron en Hamburgo y los interiores en los Estudios Balcázar de Esplugas de Llobregat en Barcelona.

Cartel de la película Con la muerte a la espalda

Una escena de dicha película

Ha pasado mucho tiempo desde los primeros intentos de cine en relieve, aquellos basados en el color (anaglifos), en los que el espectador utilizaba unas gafas especiales que cubrían los ojos con un celofán semitransparente de color rojo sobre un ojo y de color azul sobre el otro, con el objeto de percibir en cada ojo una imagen diferente.

Gafas para el visionado de películas anaglíficas

Los diferentes sistemas de cine en 3D, con el paso del tiempo se han ido perfeccionando. Todos ellos se basan en el mismo principio: la visión estereoscópica. Dicha visión consiste en que nuestros ojos obtienen imágenes planas, de dos dimensiones que debido a la separación existente entre ambos ojos forman dos imágenes que son ligeramente distintas. Nuestro cerebro es el encargado de interpretar esas imágenes planas dando la visión de relieve y profundidad. Por lo tanto lo que pretenden estos sistemas, es reproducir éste efecto óptico en la gran pantalla.

Cine y gafas para el visionado de películas en 3D

Con el tiempo se han ido modificando estas técnicas, pasando a proyectarse las imágenes en color real (no el rojo-azul del anterior método) y a usarse gafas de cristales polarizados. De esta forma, el cristal de un ojo permitía ver la imagen emitida en una luz y el otro la imagen emitida en otra luz.

Hoy en día son dos películas en formato digital proyectadas a la vez con imágenes intercaladas. Las gafas contienen un filtro LCD que está sincronizado con el sistema de proyección, de manera que se oscurecen los cristales alternativamente para que un ojo vea una película y el otro vea la otra y que las ligeras diferencias entre ambas formen una imagen en relieve de tres dimensiones de la misma forma que lo hace el cerebro. Si la proyección se realiza con una frecuencia correcta de imágenes, no se observan parpadeos de ninguna clase y la sensación 3D es muy real, no produciendo los antiguos efectos de cansancio de ojos y mareos.

Gráfico del cine digital en 3D
 
Espectadores en el cine viendo una película en 3D

Muchas son las opiniones que coinciden en afirmar que el nuevo cine realizado en relieve es un gran logro, como en su día fueron el cine sonoro y posteriormente el color. El estreno para finales de este año de Avatar, la película más cara de la historia del cine del director James Cameron, realizada con las últimas tecnologías en 3D, hace prever un record de taquilla y un hito en el futuro del cine comercial.


Autor: Angel Caldito.
En este blog tambíen colaboran: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

Fuentes: BNE, Youtube, Filmoteca Española y ABC.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Catálogo Cine Español 1931-1940.

Es para nosotros un placer el informaros de la presentación el martes día 15 de septiembre, en el Cine Doré (Filmoteca Española) del Catálogo Cine Español 1931-1940.



Autor: Angel Caldito.
En este blog también colaboran José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

martes, 8 de septiembre de 2009

Cine en relieve 3 D (1ª Parte)

A lo largo de toda la historia del cine e incluso con anterioridad al mismo, se han desarrollado las investigaciones para incorporar la tercera dimensión (la profundidad) a las dos que habitualmente presenta el cine (la anchura y la longitud).

Esquema de grabación de imágenes

Esquema para su proyección

En 1838, Charles Wheastone, experimentó con su Estereoscopio, también lo hicieron en 1853 Hollman que ideó la proyección en tres dimensiones sobre una pantalla, siendo perfeccionada cinco años después en 1858 por Charles D´Almeida, en 1890 por A. Molteni y de 1891 a 1893 por Louis-Arthur Ducos du Hauron, experimentaron con los Anaglifos. En 1935 Pierre Cuvier y Louis Lumiére dieron representaciones de cine en relieve con empleo de gafas bicolores, las cuales fueron sustituidas en 1937-1938, por vidrios polarizados experimentados por los ópticos alemanes Stterkon y Zeiss, y por el ingeniero norteamericano John Norling, quien en 1939 presentó el sistema Polaroid.

Primeras proyecciones anaglíficas realizadas por Ducos du Hauron en 1891

Gafas para el visionado de los anaglifos

A comienzo de la década de los 50, la industria del cine experimentó una gran crisis con la aparición de la televisión.

Muchos espectadores asiduos a las salas de cine, preferían quedarse cómodamente en sus casas viendo películas antiguas y programas en la televisión.

Los productores de Hollywood, viendo las alarmantes recaudaciones en taquilla, ofrecieron una alternativa a la televisión: las producciones realizadas en tres dimensiones. Surgieron varios sistemas: Natural Visión o 3D-lanzado con Bwana, diablo de la selva (Bwana Devil, 1952), Vitascope, Paravisión, Stereocine y Audioscopio, todos los cuales requerían el uso de gafas polarizadas, motivo por el cual hubieron de ceder el paso a otros sistemas como el Cinerama, los Scopes, Vistavisión, Todd-AO, Technirama, etc, que sin ser auténticos sistemas tridimensionales, dan la sensación de profundidad.

Cada sistema tenía sus propias particularidades, pero el efecto en las salas de proyección eran idénticas. Las imágenes en relieve daban la impresión óptica de que se salían de la pantalla.

Entre los sistemas de cine en relieve que no requieren el empleo de gafas polarizadas, se encuentran el Stereokino del ingeniero ruso Ivanov y el Cicloestereoscopio del francés F. Savoye.

Rodaje de una película norteamericana con una cámara Natural Visión en 3D

La primera cámara submarina para rodar en 3D

El 26 de noviembre de 1952, tuvo lugar en los Teatros Paramount de Hollywood y Los Angeles el estreno de la primera película en relieve 3D a todo color rodada en el mundo. La película fue un fracaso de crítica, pero un gran éxito de público como lo demuestran las instantáneas de la época. Se trataba de Bwana, diablo de la selva (Bwana Devil, 1952), película realizada en el sistema Natural Visión, dirigida por Arch Oboler e interpretada en los papeles principales por Robert Stack, Bárbara Britton y Nigel Bruce.

Espectadores durante el estreno de Bwana Devil en el Paramount Theater en 1952

Gafas que se utilizaron para ver en relieve Bwana Devil

Cartel original de la película Bwana, diablo de la selva

Folleto original en el que se explica el sistema Natural Visión en el cine

Dicha película, se estrenaría en Madrid el martes 26 de mayo de 1953 en el Cine Callao, siendo publicitada a toda página en los más importantes periódicos locales.

Publicidad en el periódico ABC de la película Bwana, diablo de la selva

Es curioso que un director de cine como André De Toth, al que le faltaba un ojo, hiciera la película Los crímenes del museo de cera ( House of wax, 1953) en tres dimensiones, ya que no podía percibir el efecto del relieve en su película.

Los crímenes del museo de cera - Fuente Youtube - Imagen en 3D.

André De Toth



Autor: Angel Caldito.

En este blog tambíen colaboran: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

Fuentes: BNE, Youtube, Filmoteca Española y  ABC.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Los cines de la carretera de Aragón ( Ventas - Cruz de los Caídos )

Tenemos el gusto de presentaros integro el artículo de David Sánchez, de su blog ¿Dónde están los cines de Madrid? . Esperamos que os guste.

----------------

Es muy difícil enumerar todos los cines que hubo en la capital, algo no del todo imposible. Pero muchos de ellos tuvieron una vida efímera y eran simples naves acondicionadas al efecto, con lo que los datos técnicos no aparecían en ninguna memoria, ni publicación de la época, cosa que complica aún más la hazaña. Ya solo me quedaba el trabajo de calle, el boca a boca, con lo que muchos de los datos quizás no sean del todo ciertos, no por ello vamos a dejar de contarlos.

Mi barrio, Pueblo Nuevo, surgió en los laterales de la antigua carretera de Aragón, más allá de las Ventas del Espíritu Santo. Principalmente fue una zona donde se establecieron gentes venidas de todos los rincones de la geografía española. Las calles las formaban pequeñas construcciones unifamiliares, en las que en ocasiones se agolpaban más de una familia, en casi todas con más de un benjamín. Cuando ya en Madrid funcionaban muchos barracones e incluso algún local construido al efecto, se realizaron las primeras proyecciones en la zona. Fue en el parque de diversiones de la Ciudad Lineal, allá por los años 20, cuando en un teatro al aire libre se proyectaron películas mudas, ni que decir, que las gentes del barrio de Pueblo Nuevo, no tenían el "parné" para alcanzar tan exquisito manjar.

El Kursall de la Ciudad Lineal, al fondo la pantalla de proyección.

CINE LOS ARCOS - 1934
En la calle Florencio García n.º 2, junto a la carretera de Aragón casi en el comienzo de la entonces Ciudad Lineal, nació en el año 1934 una pequeña sala conocida como CINE LOS ARCOS que muy pocos recuerdan, ya que debió desaparecer en la década de los 50. Según cuentan era una sala modesta compuesta tan solo de patio de butacas con aforo de 392 localidades, que proyectaba películas en sesión continua y cuyo propietario fue D. Antonio Catena. Con posterioridad se transformó en un almacén hasta su demolición en los años 60.

Tuvo que ser pasada ya la guerra civil, cuando comenzaron a florecer junto a la antigua carretera de Aragón, los primeros locales construidos al efecto y enfocados principalmente a la clase obrera. Los años 40 dieron paso a varias salas "importantes" dentro de su localización. Al parecer en esta época, un cinematógrafo era una gran inversión y quien llegase el primero tenia mas posibilidades de llevarse mejor tajada.

CINE MUNDIAL - 1947
Fue D. Pedro Miguel Grúas el que mandó construir en la misma Carretera de Aragón n.º 168 ( hoy Alcalá 382 ), un magnífico edificio destinado únicamente a Cinematógrafo, al estilo de los de la capital, dotando al barrio de las comodidades de estos, y desdeñando las pasadas naves convertidas en sala de proyección, lo llamó CINE MUNDIAL y fue inaugurado en Febrero de 1947. Se levantó en cuatro alturas más sótano y contaba con un aforo de 660 butacas repartidas entre el patio y el anfiteatro. Tenía además un ambigú, zonas de tránsito y aseos. Destacaba principalmente en su fachada dos volúmenes metálicos triangulares que recorrían las tres alturas superiores dando un aspecto más estilizado y aerodinámico. El edificio construido con estructura de hormigón armado, tenía una fuerte rampa de anfiteatro y gracias a los materiales se logró dejar un hueco en vano de casi 13 metros de longitud sobre el patio de butacas. En la planta calle, el vestíbulo principal solado de mármol con paredes estucadas y detalles de escayola en techos y zócalos de los tres huecos que conducían al patio de butacas. A uno de los lados del vestíbulo se encontraba la escalera con acceso al sótano donde estaban los aseos y el grupo electrógeno de emergencia actuado por fuel, y subía hasta llegar al ambigú de la planta principal. El suelo estaba formado por pequeñas teselas en tonos grisáceos; aquí se instaló una amplia barra de bar, junto a esta dos huecos nos conducían al anfiteatro que como detallamos anteriormente tenía una rampa muy pronunciada que nos elevaba hasta la segunda planta destinada a aseos y zona de descanso. En un lateral había una puerta, y tras esta una escalera que se desarrollaba en forma de "L" nos llevaba hasta la planta tercera destinada a oficina y cabina de proyección. Toda la sala estaba pintada en verde, decorada con abultados en escayola en tonos dorados y rematada por una bóveda donde pendía una hermosa lámpara de araña. A este cinematógrafo, abanderado en la zona por su comodidad y envergadura, le nació un competidor a escasos 300 m., el CINE LEPANTO, razón por la que el propietario del Mundial le interpuso una querella que finalmente no valió de nada.

Boceto de la fachada del Cine Mundial .

El cine Mundial estuvo en funcionamiento hasta 1980 fecha en la que se reconvirtió en una sala de juegos recreativos, transformando mínimamente su fisonomía , queriendo dar al negocio cierto aire “holliwodiense”, decorando todo el local con imágenes de grandes films americanos, y colocando junto a la puertas de entrada los dos grandes proyectores Ossa utilizados en su época de cinematográfica. El negocio no llegó a abrir sus puertas, muy posiblemente debido a la falta de salidas de emergencia en caso de siniestro, ya que se encontraba encajonado entre dos fincas y la única salida era la misma que la entrada. Tras veinte años cerrado en los que el agua, los vándalos y los años hicieron mella, destruyendo parte del mobiliario, se realizó una obra de envergadura en el local, dejando diáfana la planta baja, y derribando la entrada, la escaleras y todo el patio de butacas. Este fue dividido longitudinalmente en dos locales, el primero ocupando la mitad de la fachada en planta baja, destinado a perfumería Gilco y la otra mitad simétrica se transformó en un restaurante Rodilla, el cual actualmente ocupa además de la planta baja toda la zona anteriormente dedicada a ambigú y bar de la planta primera donde se instalan los vestuarios, los aseos, el puesto de control y el comedor del restaurante, al cual le dotan de más iluminación abriendo huecos de escaparate y evacuación a la calle de Alcalá. El resto del local es un misterio ya desvelado. Al fondo de un almacén hay una trampilla que comunica directamente con el antiguo anfiteatro, estando toda su decoración, las bancadas a falta de las butacas, las paredes decoradas en verde y la bóveda del techo desprendida de su lámpara. En lo alto de la rampa dos huecos de puerta hoy libres de ellas nos llevan hasta un espacio congelado, un vestíbulo desierto, húmedo y con mucha historia, con sus ventanas opacas que tamizan la luz del exterior y su suelo de teselas grisáceas, en un rincón aún sigue la escalera que nos lleva hasta el corazón del cinematógrafo, una triste habitación donde en su día estuvieron los proyectores y que nos deja ver a través de los huecos de proyección parte de la sala y hasta la pantalla, rasgada en su mitad con el telón subido como esperando el final de la película.

El local en la actualidad .
 
Vista aérea de la zona, en el centro de la imagen el tejado del patio de butacas.

CINE VENTAS - 1949
El 22 de Octubre de 1949, con el programa en sesión continua “Botón de Ancla” y “Pensión Histórica” inaugura el mismo empresario del Mundial, otro local, esta vez muy cercano a las Ventas del Espíritu Santo, de ahí su nombre, el CINE VENTAS. Era un edificio pequeño, construido en una esquina en la carretera de Aragón n.º 22, contaba solo con butacas de patio y tenía un aforo de 500 localidades, al parecer la pantalla estaba situada en uno de los ángulos interiores del solar dando así más amplitud al recinto formando un patio en forma de abanico. Cerró en el año 74 cuando se realizaban las obras del puente sobre el arroyo Abroñigal, muy pronto sustituido por la M-30.

Imagen coloreada de la zona, se intuye el tejado del Cinema Ventas .

De estos tres cinematógrafos fue jefe técnico D. Pablo Gracia Franco, con especial dedicación a los dos primeros. Su propio hermano Rafael, me contó que en el cine Los Arcos, en la época de la pos-guerra eran frecuentes los cortes de luz, y debido a esto la proyección se paraba. El publico conocedor del fallo, amigos y vecinos en general que ocupaban la sala, cantaban acompasadamente “Si vas al cine los Arcos y se va la luz, llama para que vuelva, a Pablo el andaluz” .

CINE LEPANTO - 1950-1953
Como hemos citado anteriormente el Cine Lepanto construido en el n.º 178 de la Ctra. de Aragón ( actual 376 de Alcalá ), se levantó a menos distancia de la permitida para la instalación de locales cinematográficos, que era de 400 m. de su vecino el Cine Mundial. El local que tenía entrada por un edificio de viviendas aún en construcción en el momento de su apertura, poseía un vestíbulo estrecho pero muy alargado que nos conducía hasta el ambigú donde estaba instalado el bar y desde donde a través de cuatro huecos se acedía a la sala con aforo de 1000 butacas, que se repartían en una ancha sala decorada con buen gusto y con una fuerte pendiente hacia el escenario, pintada también en tonos verdes y con salida directa a través de 4 puertas de emergencia a la calle transversal de Campuzano. En la planta sótano los aseos, en la superior la cabina y las oficinas. Debido a la intervención del propietario del Mundial y a que el inmueble aún no estaba completamente terminado, la sala fue clausurada, demorando su apertura hasta febrero de 1953. Sus propietarios fueron D. Manuel García Vidal, Cinematográfica Lepanto y la Constructora Campuzano. El local sufrió un aparatoso incendio el día 31 de Agosto de 1968, en el que se destruyó parte del patio, el escenario y la techumbre sin causar daños personales. Meses después prosigue su andadura, hasta el año 1980 en el que cierra definitivamente para transformarse en salón-restaurante para celebraciones, conocido como “Salones Capitolio”, para ello se realizó el vaciado de la sala convirtiéndola en dos plantas, una de ellas semisótano, instalándose un total de 4 salones; en la parte posterior en la zona de proscenio, se establecen las cocinas, funcionó hasta finales de los 90. Después de un largo tiempo sin servicio, ya en el año 2005 es completamente remozado, desmontándose incluso toda la cubierta de teja plana para convertirlo como no, en la “gran enfermedad de los locales cinematográficos” Zara, que junto con sus amigos Bresca, Stradivarius, H&M, Sfera, PinkiI o Vips (no vamos a dejarle olvidado) arrasan con todo local de grandes dimensiones. Reconvertido exterior e interiormente, terminó hasta con la “C” de Cine que sirvió también de Capitolio que lucía en una de las calles laterales.

Vista aérea de la zona en la década de los años 50.

En la parte posterior del cine Lepanto, y conformando la esquina con la calle de Amos de Escalante, en un solar muy estrecho pero alargado, abrió simultáneamente la empresa, un cine de verano con el mismo nombre, el cual funcionó muy poco tiempo ya que unos años después las construcciones vecinas se elevaron por encima de sus muros y la zona no era hábil para dicho fin. Estuvo abandonado hasta los años 90. En él se habían realizado algunas pequeñas construcciones para servicio del cine, que con posterioridad sirvieron de almacén para los salones de bodas. En el solar crecieron diversos árboles entre los que cabía destacar un magnífico ejemplar de níspero que florecía y daba frutos un año tras otro. Desapareció todo de un plumazo dejando ver entre las ruinas la pantalla en uno de sus laterales; en la actualidad hay un edificio de viviendas.

 
Dos imágenes del edificio cuando aún era los Salones Capitolio.
 
Vista aérea de la zona, en el centro la gran nave del patio de butacas.

 
Dos imágenes del local en la actualidad.

CINE ARAGON- 1954
El 8 de Febrero de 1954, abrió en la Ctra. de Aragón 124 ( actual 334 de Alcalá ), otra sala con el nombre de CINE ARAGON en honor a su localización, con el programa en sesión continua “Al diablo la celebridad” y “Mundos opuestos”. Estaba inserta en un edificio de viviendas y tenía una amplia fachada en donde colocaban sus carteleras. La entrada estaba precedida de unos peldaños que nos daba paso a un alto vestíbulo con dos escaleras, una en cada extremo, bajo una de las cuales se encontraban las taquillas. Cuatro huecos daban paso a la sala, con pendiente hacia la pantalla y un alto techo de escayola. Estaba decorado en tonos rojizos y tenía un aforo de 1500 butacas repartidas entre el patio y el anfiteatro. En la parte superior un amplio salón de descanso y el bar, junto al que estaban instalados los retretes, frente a estos, dos pasillos nos conducían al anfiteatro que se desarrollaba vertiginosamente hasta llegar a las ventanitas de proyección. Era una sala muy acogedora, y la que yo más recuerdo por mi edad, a la que fundamentalmente acudía los sábados y domingos por la mañana a una sesión infantil con mi padre, al que cambié con posterioridad por mis amigos. Recuerdo especialmente la cola que se formaba frente a su puerta y que llegaba a doblar la esquina de la calle Los Urquiza, donde muy acertadamente se estableció un puesto de pipas, donde cargábamos provisiones, aunque un cartel en sus puertas rezara, “prohibido el paso de alimentos a la sala”, nosotros los escondíamos como podíamos hasta flanquear la figura del acomodador. Nunca olvidaré “Regreso al futuro”, sesión a la que acudí con mi amigo Gustavo y su hermano Luis Antonio, aquella tarde de sesión continua no numerada, nos levantamos al aseo y cuando volvimos no teníamos sitio, terminamos viendo la película en las escaleras del paraíso, eran otros tiempos, volvamos a la tierra.

En 1997, durante la proyección de la película “Rescate” un incendio llenó la sala de humo e hizo desalojarla. Los daños materiales fueron cuantiosos. El local permaneció cerrado hasta Agosto de 1998, fecha en que reabre completamente reformado con una sola sala con aforo para 550 espectadores, contando con varias butacas convertibles en una sola especial para parejas. La complicada evacuación del local, obligó a suprimir parte del patio de butacas para convertirla en salida de emergencia, el vestíbulo fue acortado dejando solo una de las escalera de acceso, se instaló una nueva tienda de chucherias-sacacuartos en la planta baja con acceso desde la misma calle Alcalá, y el local a pesar de no reconvertirse en mini-salas perdió el encanto del pasado; aguantó viento y marea pero la crisis pudo con él. Era triste ver que en la sesión de las 7 de un sábado, tan solo cuatro parejas de jubilados que acudían a la proyección, una sala con todos los avances del momento y una localización perfecta. En Agosto de 2005 tras la proyección de “Ninnete” el cine Aragón cerró para siempre. Luego llegó la descomposición y esta vez el Corte Ingles, a la cabeza con Sfera nos dejó huérfanos de él, en un final al que todos contribuimos.

El cine Aragón antes de su cierre.

El local en la actualidad.

CINE IBERIA - 1956
En el año 1956 abre en la actual zona de el Carmen, otra sala localizada en el n.º 51 de la carretera de Aragón. Su vida fue corta a pesar de que el local había sido construido exclusivamente para el objeto y era una sala acogedora y moderna. Se levantaba en tres alturas y poseía una sala con aforo para 1034 butacas, distribuidas en patio y anfiteatro. Contaba además con un cine al aire libre instalado en un solar anexo. Desapareció fugazmente en Noviembre de 1963, debido quizás a la continua explotación inmobiliaria de la zona, en un corto periodo de tiempo, fue sustituido por un edificio de viviendas.

Fotografía aérea de la zona en los años 50 .

CINE TEXAS- 1960
En la floreciente zona de Pueblo Nuevo se construye otro cinematógrafo en un patio de manzana. Tenía acceso desde la calle de José del Hierro n.º 37, a través de un amplio vestíbulo que nos conducía a la sala con un aforo de 1122 localidades repartidas en patio y anfiteatro. Llevado a cabo por el arquitecto don Cecilio Sánchez Robles, con la colaboración del aparejador Juan Ramón Angulo, el local abrió sus puertas en 1966, para su construcción se habían utilizado materiales de primera calidad, en escaleras y vestíbulos la decoración se realizó con mármol de color negro, los techos todos de escayola gozaban ya de sistemas de aire acondicionado y calefacción por aire caliente. Todo el suelo del patio se forró de “sintasol”, pavimento plástico de gran resistencia que comenzaba a utilizarse con frecuencia en este tipo de locales. La sala se había decorado toda en color rojo y era hasta el momento la más cómoda y confortable de la zona. El cine era propiedad de D. Fernando Reyzabal, familia que terminaría consiguiendo el monopolio de una gran parte de las salas madrileñas de la época.

Fachada del local recién inaugurado.

Una vista del anfiteatro.

El cine cerró el día 7 de Enero de 1981 para convertirse en una discoteca, final que terminaban teniendo en esta época las que no se habían transformado en bingo, salón de bodas o permanecían olvidadas esperando su reforma. La discoteca se llamó “Scaler” y fue un local muy frecuentado. El anfiteatro se dividió del patio por una mampara de cristal lo que le permitió tener dos pistas diferentes en un mismo espacio. La discoteca no duró más de cinco o seis años, después de un periodo de inactividad el local se desmanteló y se dejó diáfano, se le añadió otra nave almacén en la parte posterior y él se estableció “Telemadrid” en sus inicios, con posterioridad lo ocupó “Canal 7 Televisión” en aquella época en la que no llegó a despegar. Luego se usó de estudios televisivos hasta que no hace más de dos o tres años, se ha convertido en “Ahorramás” el súper del Barrio, como dice su publicidad. Uno más que pasó a mejor vida. Junto al cine se instaló una cafetería “Flor de Texas” pre-sesión que todos los días se veía desbordada por la masiva asistencia de público, en el otro extremo una pequeña tienda de frutos secos “El Castillo”, dos negocios que le iban que ni pintados. En la actualidad aún se mantienen los dos.

El local cuando lo ocupaba el Canal 7 de televisión.

Vista aérea del patio de butacas.

CINE LAS VEGAS - 1960
En la prolongación de Arturo Soria, calle de los Hermanos García Noblejas 17, hizo aparición una nueva sala, se trataba del CINE LAS VEGAS. El local se estableció en un patio interior y se efectuaba su entrada a través de un amplio vestíbulo de donde arrancaban las escaleras del anfiteatro. La sala era muy amplia con capacidad para 1387 localidades y tenía una fuerte pendiente construida en madera que se desarrollaba a favor de la pantalla. Se cerró el 22 de Noviembre de 1989, siendo uno de los últimos en caer de la zona y tras un largo periodo se abrió como sala de Bingo, actividad que ocupa en la actualidad. Un dato curioso es que el local cuenta todavía con salas de cine, instaladas en la planta primera, que nunca se han abierto, quizás por la fuerte presencia de CINE-BOX, rival sin competencia.

Fachada actual del bingo Las Vegas.

Vista aerea del cine Las vegas.

CINE CANCILLER –1964
Por qué no decirlo, para muchos el más querido de los cines del barrio, contaba además con una magnífica sala de fiestas en sus sótanos, inolvidable para nuestros padres y que hizo las delicias de más de otro heavy en la década de los 80. El inolvidable “Canci” se construyó inserto en un edificio de viviendas en el próspero barrio de la Concepción, o como decía su publicidad, “Final de la Avenida Donostiarra”, concretamente en la calle Alcalde López Casero n.º 15. Abrió sus puertas en 1964 y era un local con 1290 butacas de aforo, con salidas directas a la calle en caso de siniestro, siendo propiedad de la Cinematográfica Canciller. Era un local elegante, decorado al gusto de la época, con un gran anfiteatro y un mayor patio de butacas. ¡Qué colas se llegaban a formar en sus puertas!. En 1987 cerró y en 1989 volvió a abrir reconvertido en 5 mini-salas con aforos de 233 butacas, 197 butacas, 128 butacas, y dos salas simétricas de 190 butacas. Al principio funcionaba bien, pero al igual que el Aragón se fue apagando poco a poco hasta que en el verano de 2007 sin más explicaciones, no volvió a abrir. Hay asociaciones que intentan proteger el inmueble para su uso cultural, pero no se ha sabido nada al respecto y en la actualidad sigue cerrado.

Vecinos sorprendidos por el cierre inesperado de la sala.

 
Dos imágenes de la Sala Canciller en los años 80.

MINICINES ALCALA-NORTE CINE-BOX
La madre del cordero, el causante de la muerte de sus compañeros, y disculparme que no me gusten los mini-cines, creo que son fríos e impersonales, antes recordabas la película y el local, mañana no sabrías si la viste en UGC Cine Cite o HERON City, son todos iguales. Estos mini-cines de la cadena CINE-BOX se establecen en la segunda planta del centro comercial Alcalá Norte, erigido sobre un polémico terreno. Sobre ellos no voy a extenderme, nada más mencionar que cuenta con cinco salas, y servicios de cafetería y restaurante, el gran negocio del cine. Y quien quiera saber más.... que vaya y los vea, es lo único que nos queda .

Autor: David Sánchez

Fuentes:
- MADRID Y EL CINE, Comunidad de Madrid, Madrid, Pascual Cebollada y Mary G. Santa Eulalia.
- Callejero fotográfico QDQ.
- Especial agradecimiento a Juanjo, de Urbanity.es en su foro de Madrid al Cielo.

En este blog también colaboran: Angel Caldito, José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.