viernes, 23 de septiembre de 2011

De pequeño estudio de cine, al doblaje. Estudios Vallehermoso.

En el barrio de Arapiles del distrito de Chamberí de Madrid, en la calle Vallehermoso número 59, se encontraban los pequeños estudios de cine del mismo nombre, de los que vamos a relatar su historia.

El edificio que ocupaban los Estudios Vallehermoso en el número 59 de la misma calle en la actualidad.

Sus comienzos datan de 1962, cuando fueron creados por los productores de cine Arturo Marcos y Eduardo Manzanos (propietarios a su vez de los decorados cinematográficos de Hoyo de Manzanares) para realizar los interiores de sus producciones.

De izquierda a derecha: Arturo Marcos y Eduardo Manzanos.

Vista aérea actual de lo que fueron los estudios Vallehermoso.

Por esa época, los estudios de rodaje estaban en plena decadencia y apenas se construían decorados -la mayoría de los rodajes se hacían en interiores naturales-. Arturo Marcos y Eduardo Manzanos, se asociaron con Fernando Jiménez, director y copropietario de los laboratorios Madrid Film, siendo el director técnico de ellos Antonio Roces, durante muchos años socio e ingeniero de sonido de los Estudios Roptence. Disponían de un plató, salas de montaje, doblaje, proyección, decorados, etc., en los que se invirtieron doce millones de pesetas de las de entonces.

Fragmento de la película “El proscrito del río Colorado” con la actriz Elisa Montés.

Escenas de la película “El proscrito del río Colorado”, en la que se pueden ver los decorados realizados en los estudios Vallehermoso.

En los tres años que funcionaron como estudios de cine, se rodaron los interiores entre otras de las siguientes películas: Promesa sagrada (1964), Crimen de doble filo (1964), El hombre del valle maldito (1965), El séptimo de caballería (1965) y El proscrito del río Colorado (1965).



También se realizaron varios programas de televisión, entre los que destacó Escala en Hi-Fi, un musical de gran éxito en aquella época.

En 1966, debido a su falta de rentabilidad, hubo que cambiar el rumbo, dedicándolos al doblaje cinematográfico. Se vendieron a Pedro Couret, un empresario de cine, que en colaboración con Salvador Arias, profesional del ramo, crearon unos estudios especializados en doblaje y sincronización de cine y televisión que funcionaron hasta 1996 con el nombre de Estudios Arcofón.

Salvador Arias (director de los estudios Arcofón).

De izquierda a derecha en la Sala 2 de los Estudios Arcofón: Delia Luna, Rosa María Belda, Jesús Nieto y Juan Antonio Castro. Foto propiedad de la Asociación ADOMA (Actores de doblaje de Madrid).

Jesús Nieto Obejero

En el tramo final de los estudios realizó las funciones de director artístico Jesús Nieto -fundador de DOYSON, la primera cooperativa de doblajes-, que desarrolló sus actividades en los Estudios Arcofón.
-.-.-

Autor: Angel Caldito
En este artículo han colaborado: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

Fuentes:
-Para ver la relación de doblajes efectuados en los Estudios Arcofón, en la web: http://www.eldoblaje.com/
-ADOMA (Asociación de actores de doblaje de Madrid) web: http://www.adoma.es/
-Naimara Producciones
M. de Cultura Nº 90.770- Dep. Legal M-50936-2005
Titular Licencia J.V. Imagen S.L.
-Google.maps