martes, 19 de febrero de 2013

Francisco Prósper y los efectos especiales cinematográficos españoles



 
Francisco Prósper Zaragoza nace en La Alquería de la Cisterna de la Mislata (Valencia) el día 16 de octubre de 1920. Aficionado a la pintura, música y a la artesanía, estudió Bellas Artes en San Carlos, al acabar, ingresa en el taller del artista fallero Regino Mas, donde aprende el modelado, pintura y la técnica artesanal. En 1946 se traslada a Madrid, donde entra a trabajar a las órdenes del afamado decorador Francisco Canet en los Estudios CEA durante dos años, pasando luego a los Estudios Sevilla Films, donde realizó este mismo cometido. En estos estudios participó en las producciones de CIFESA (La leona de Castilla, Agustina de Aragón y Alba de América, entre otras).

Fotograma de la película “Alba de América”

En 1953 el director británico Lawrence Olivier rueda en España Ricardo III y Francisco Prósper participa en el rodaje, comenzando a partir de ese momento su colaboración en casi todas las películas inglesas o americanas que se ruedan en España. A principios de los años cincuenta  crea su propia empresa dedicada a la construcción de decorados, y que ha sido la responsable de la ambientación de más de un centenar de películas españolas y norteamericanas rodadas en España. Trabajó para películas como: El Cid (Anthony Mann, 1961), Lawrence de Arabia (David Lean, 1962), 55 días en Pekín (Nicholas Ray, 1963), La batalla de las Ardenas (Ken Annakin, 1965), Viajes con mi tía (George Cukor, 1972), Los tres mosqueteros (Richard Lester, 1976) y otras.

Francisco Prósper se ha especializado en maquetas, trucajes cinematográficos y efectos especiales. Adquirió destreza en trucajes, en su estrecha colaboración con dos genios como, Eugene Lourié y Ray Harryhausen para realizar las películas  “Los viajes de Gulliver”, “La isla misteriosa” y otras.

De izq. a dcha. Ray Harryhausen, Gil Parrondo y Francisco Prósper retocando una maqueta durante el rodaje de “Los viajes de Gulliver” (1960, Jack Sher). Foto extraída del libro Decorados, Gil Parrondo

En 1957 se matricula en el IIEC (Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas), donde se diplomó como director en 1960 con la práctica “El señorito Ramírez”. Debuta como director en 1963 con la comedia costumbrista “Confidencias de un marido” y acabaría su periplo como realizador, con la producción de 1968 “Un día es un día”. Abandona la realización por imposibilidad de compatibilizar esta tarea con la construcción de los numerosos decorados que le requería más atención. Años después de diplomarse en la EOC (Escuela Oficial de Cinematografía), volvería  para impartir enseñanza a los alumnos sobre escenografía, trucos y efectos especiales. Ha realizado entre otros los efectos especiales de “Viaje al centro de la tierra”, labor que le valió un premio internacional. En 1978, antes de que saliera la superproducción norteamericana “Superman”, el director Juan Piquer en colaboración con Francisco Prósper, realizaron la película “Supersonic Man” con un trucaje más innovador, pero tardaron en estrenarla y se les adelantaron los americanos.

Fotograma de la película “Supersonic Man”

Acabada su faceta de cineasta, se retiraría a Ibiza, lugar donde fallecería en el 2003.

-.-.-

Autor: Ángel Caldito

Fuentes: Directores Artísticos del cine español, autor Jorge Gorostiza

En este blog colaboran: José Manuel Seseña y Ricardo Márquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, para mejorar, corregir, pedir más información,.... Puedes utilizar una de las cuentas, o la opción Nombre/URL. Pon tu nombre y escribe el comentario. Si utilizas anónimo, pon tu nombre en el comentario. Los comentarios pueden estar moderados.